¿Sabías que el 45% de la perdida de energía en un hogar se pierde por el techo?

El techo es una de las principales causas de pérdida de energía en el hogar, ya que el aire caliente tiende a subir y escapar a través del cielo y luego se pierde a través del entretecho. Aislar adecuadamente el entretecho puede reducir significativamente la cantidad de energía que se pierde, lo que a su vez puede ayudar a reducir las facturas de energía y mejorar la eficiencia energética del hogar en general.
Somos expertos en aislación térmica

Tabla de contenidos

Introducción

La pérdida de temperatura en el hogar es un problema común que puede aumentar significativamente las facturas de energía y contribuir al cambio climático. En este artículo, nos centraremos en una de las principales causas de pérdida de temperatura en el hogar: el techo. Aprenderás por qué el techo es importante, cómo saber si tu techo necesita aislamiento y cómo puedes aislar adecuadamente el techo de tu hogar para ahorrar energía.

Causas de la pérdida de temperatura en el hogar

La pérdida de temperatura en el hogar puede ocurrir por varias razones, como la mala ventilación, el uso excesivo de electrodomésticos, las ventanas mal selladas y la falta de aislamiento en las paredes, pisos y techo. El aire caliente siempre tiende a subir, lo que hace que el techo sea una de las principales áreas donde se pierde temperatura. El techo no aislado permite que el aire caliente se escape durante el invierno, lo que hace que el hogar sea más frío, mientras que, en verano, el techo no aislado permite que el aire caliente entre, lo que hace que el hogar sea más caluroso.

Antes de adentrarnos en cómo aislar el techo de tu hogar, es importante comprender las causas de la pérdida de temperatura en el hogar. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Ventanas y puertas mal selladas:

Las corrientes de aire pueden filtrarse a través de las ventanas y puertas mal selladas, lo que permite que el aire caliente escape y el aire frío ingrese al hogar.

Paredes mal aisladas:

Las paredes mal aisladas pueden permitir que el aire caliente escape y el aire frío ingrese al hogar

Sistemas de calefacción y refrigeración ineficientes:

Los sistemas de calefacción y refrigeración ineficientes pueden aumentar la cantidad de energía que se necesita para mantener una temperatura confortable en el hogar.

Iluminación ineficiente:

Las luces ineficientes pueden aumentar la cantidad de energía que se utiliza para iluminar el hogar.

¿Por qué el techo es importante?

Como mencionamos anteriormente, el techo es una de las principales causas de pérdida de temperatura en el hogar. Si tu techo no está adecuadamente aislado, estás perdiendo una gran cantidad de energía y, por lo tanto, pagando facturas de energía más altas. Además, un techo no aislado puede hacer que tu hogar sea incómodo durante el invierno y el verano, lo que puede afectar la calidad de vida de tu familia.

¿Cómo saber si el techo de tu hogar necesita aislamiento?

Para saber si el techo de tu hogar necesita aislamiento, puedes hacer una inspección visual. Si tu casa tiene entretecho y tienes acceso a él, podrás ver si cuentas o no con aislación térmica. Qué tipo de aislación ocuparon en la construcción de tú vivienda y si está instalada de forma correcta o se nota deficiente. Otra opción es hacer una gatera en el cielo de tú casa para tener acceso al entretecho y hacer una inspección visual del tipo de aislación que cuenta tú hogar. También se puede acceder directamente desde el techo, se pueden remover planchas y placas para inspeccionar que tipo de aislación tiene tú vivienda. De todas maneras, recomendamos asesorarse con un experto en aislación para hacer estas evaluaciones y hacer un diagnóstico profesional.

Otra forma de saber si necesitas aislamiento en el techo es revisar tu factura de energía. Si estás pagando facturas de energía más altas de lo normal, es posible que estes perdiendo temperatura y cómo el mayor porcentaje se pierde por el techo es posible que el sistema de calefacción o de aire acondicionado se sobre exige elevando el consumo de energía.

Cómo aislar el techo de tu hogar para ahorrar energía

Además de aislar el techo de tu hogar, hay otros consejos que puedes seguir para reducir la pérdida de energía y ahorrar dinero en tus facturas de energía:

Revisa las ventanas y puertas.

Puedes elegir entre varios tipos de aislamiento, como aislamiento de fibra de vidrio, aislamiento de celulosa o aislamiento de espuma. Cada tipo de aislamiento tiene sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante investigar para encontrar la mejor opción para tu hogar.

Utiliza cortinas y persianas.

Una vez que hayas determinado qué tipo de aislamiento necesitas, deberás comprar suficiente aislamiento para cubrir todo el techo de tu hogar.

Utiliza electrodomésticos eficientes.

Deberás mover cualquier tipo de almacenamiento en el ático y limpiar el área antes de comenzar a colocar el aislamiento. También deberás sellar cualquier área donde el aire pueda penetrar, como huecos o grietas.

Usa termostatos programables.

Instala el aislamiento en el ático, comenzando en la esquina más alejada y trabajando hacia la salida del ático. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante para colocar el aislamiento correctamente.

Revisa el sistema de ventilación.

Un sistema de ventilación adecuado puede ayudar a reducir la humedad y mejorar la calidad del aire en tu hogar.

Conclusión

La pérdida de temperatura en el hogar es un problema común que puede resultar en facturas de energía más altas y un hogar poco confortable. El techo es una de las principales áreas donde se pierde energía, por lo que es importante asegurarse de que esté adecuadamente aislado. Además, hay varios consejos que puedes seguir para reducir la pérdida de temperatura en el hogar y ahorrar dinero en tus facturas de energía. Asegúrate de revisar regularmente tu hogar para detectar cualquier problema de pérdida de energía y tomar medidas para resolverlos.

Te Recomendamos instalar en tu hogar

Si tienes fuga de calor por tu techo, te recomendamos instalar los siguiente productos. Somos instaladores profesionales de:

Instalación de Celulosa Proyectada
buena aislación térmica

Celulosa Proyectada

Tenemos la mejor tecnología y equipo para la instalación de la celulosa proyectada. Nuestra celulosa proyectada está hecha de fibras de celulosa reciclada, lo que la hace un producto ecológico y reciclable.

Instalación de Fibra textil proyectada
buena aislación térmica

Fibra Textil Proyectada

Nuestra fibra textil proyectada está hecha de fibras textiles no combustibles y no tóxicas lo que garantiza una seguridad adicional en caso de incendio.

Instalación de Corcho Proyectado
buena aislación térmica

Corcho Proyectado

Es una mezcla de partículas de corcho seleccionadas, con diferentes tipos de resinas en base agua, cargas minerales, estabilizantes y aditivos

Más sobre nuestro blog

Instalación de Celulosa Proyectada

Aislación térmica muros

La aislación térmica es un proceso que consiste en reducir la transferencia de calor entre el interior y el exterior de una casa. Esto se logra mediante el uso de materiales aislantes que se colocan en techos, paredes y ventanas. El objetivo principal de la aislación térmica es mejorar la eficiencia energética de la casa, reduciendo así el consumo de energía y los costos asociados.

Leer más »