Celulosa proyectada: ventajas y desventajas

La celulosa proyectada es un tipo de aislante térmico que se utiliza en la construcción para reducir la pérdida de temperatura de calefacción en invierno y reducir el acceso de calor en verano mejorando la eficiencia energética en hogares.
Instalación de Celulosa Proyectada

Tabla de contenidos

¿Qué es la celulosa proyectada y cómo funciona como aislante térmico?

La celulosa proyectada es un tipo de aislante térmico que se utiliza en la construcción para reducir la pérdida de temperatura de calefacción en invierno y reducir el acceso de calor en verano mejorando la eficiencia energética en hogares. el producto se compone a base de papel de diario y carton reciclado el cual pasa por proceso de molienda mezclado con químicos que le dan propiedades contra el fuego, insectos, roedores y humedad. esta material puede ser usado en entretechos, muros, tabiques, y suelos.

El funcionamiento de la celulosa proyectada como aislante térmico se basa en su capacidad para crear una barrera de aire atrapado que reduce la transferencia de calor. Al aplicarse en las paredes, techos y suelos, la celulosa proyectada forma una capa de aislamiento que ayuda a mantener el calor de calefacción en invierno y el mantenerla mas fresca en verano. Además, sus propiedades permiten reducir la propagación del sonido, lo que la convierte en un aislante acústico eficaz.

En comparación con otros materiales de aislamiento, la celulosa proyectada tiene algunas ventajas notables, como su bajo impacto ambiental, ya que está hecha a partir de papel y cartón reciclado, y su capacidad para reducir significativamente el consumo de energía en hogares. Aunque también tiene algunas desventajas, como su mayor costo inicial y posibles problemas de humedad o compactación si no se instala adecuadamente, la celulosa proyectada sigue siendo una opción atractiva para aquellos que buscan construir o remodelar de manera sostenible y eficiente en términos energéticos.

Ventajas de la celulosa proyectada como aislante térmico

 

  • Alta eficiencia térmica: la celulosa proyectada tiene un alto poder aislante, lo que se traduce en un importante ahorro energético y económico en calefacción y refrigeración.

  • Sostenibilidad: al estar hecho a partir de papel reciclado, la celulosa proyectada es una opción ecoamigable que contribuye a la reducción de residuos y la conservación de los recursos naturales.

  • Resistencia al fuego: gracias a los aditivos ignífugos, la celulosa proyectada tiene una alta resistencia al fuego, lo que mejora la seguridad en caso de incendio.

  • Reducción de ruido: la celulosa proyectada también actúa como aislante acústico, reduciendo el ruido exterior y mejorando el confort acústico en el interior.

Desventajas de la celulosa proyectada como aislante térmico

  • Mayor costo inicial: la instalación de la celulosa proyectada requiere de maquinaria especializada y mano de obra calificada, lo que puede aumentar el costo inicial de la construcción o la remodelación.

  • Problemas de humedad: si la celulosa proyectada se expone a una humedad constante, puede degradarse y perder sus propiedades aislantes.

  • Posible presencia de moho: si la celulosa proyectada se expone a la humedad y no se realiza un adecuado mantenimiento, puede ser un caldo de cultivo para la proliferación de moho y hongos.

  • Dificultades en la instalación: si la instalación de la celulosa proyectada no se realiza correctamente, puede haber problemas de compactación, lo que afecta su eficiencia térmica.

¿Cómo instalar celulosa proyectada como aislante térmico?

La instalación de celulosa proyectada como aislante térmico debe ser realizada por un profesional especializado. A continuación, se presentan algunos pasos que se suelen seguir en el proceso de instalación:

  • Preparación del área de trabajo: es necesario proteger las áreas que no serán aisladas con plásticos y cintas, así como retirar los objetos que puedan obstruir el acceso a las superficies a aislar.

  • Proyección de la celulosa: se realiza la proyección de la celulosa con una máquina especializada que se encarga de desfibrar y proyectar en la superficie por aislar.

¿Es la celulosa proyectada una opción sostenible para la construcción?

La celulosa proyectada es una opción sostenible para la construcción debido a que está hecha a partir de papel Y cartón reciclado y tiene un bajo impacto ambiental. Además, su eficiencia térmica permite reducir el consumo energético y, por ende, la huella de carbono de las viviendas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que su instalación debe ser realizada por profesionales calificados y que su mantenimiento debe ser adecuado para evitar problemas de humedad y proliferación de moho. En general, la celulosa proyectada es una alternativa atractiva para quienes buscan construir o remodelar de manera sostenible y eficiente en términos energéticos.

Conclusión

En conclusión, la celulosa proyectada es una alternativa interesante para aquellos que buscan una opción de aislante térmico eficiente y sostenible. Sus principales ventajas son su alta eficiencia térmica, su bajo impacto ambiental y su capacidad para reducir el consumo energético de las viviendas. Sin embargo, también tiene algunas desventajas, como un mayor costo inicial y posibles problemas de humedad o compactación si no se instala adecuadamente. Por ello, se recomienda que la instalación sea realizada por profesionales calificados.

Te Recomendamos instalar en tu hogar

Las mejores soluciones de aislamiento térmico en Chile las tiene Termogreen, somos instaladores profesionales de:

Instalación de Celulosa Proyectada
buena aislación térmica

Si quieres instalar Celulosa Proyectada

Tenemos la mejor tecnología y equipo para la instalación de la celulosa proyectada. Nuestra celulosa proyectada está hecha de fibras de celulosa reciclada, lo que la hace un producto ecológico y reciclable.

Más sobre nuestro blog

Instalación de Celulosa Proyectada

Aislación térmica muros

La aislación térmica es un proceso que consiste en reducir la transferencia de calor entre el interior y el exterior de una casa. Esto se logra mediante el uso de materiales aislantes que se colocan en techos, paredes y ventanas. El objetivo principal de la aislación térmica es mejorar la eficiencia energética de la casa, reduciendo así el consumo de energía y los costos asociados.

Leer más »